De verdades y respuestas.

No todas las preguntas tienen como respuesta un “si” o un “no”.

Imagen: spanish.latinospost.com -

Imagen: spanish.latinospost.com –

Hay preguntas sin respuesta, hay otras que se esquivan y otras mas que nunca se hacen, por aquello de no tenerle fe a quien cuestionas.

Lo cierto es, indiferente del tipo de pregunta, que siempre debería haber una respuesta y que la misma debería ser clara, prudente y contundente. Respuestas, eso es lo que se pide, tan sencillo como dar la cara, aceptar una culpa o error y desaparecer las dudas.

La claridad es como la felicidad, solo la conoce quien la experimenta y esa persona es quien la define, no podes estar claro en algo hasta que no sentís que tenés todo prístino, todo entendido y en esto, es así no puedo hacer nada, se involucra tu coeficiente intelectual.

No entiendo, no lo hago porque no soy así o porque no aprendí a hacerlo, el por qué hay gente que no es capaz de contestar lo que se le pregunta, no son capaces de dar solución a nada y viven, aparentemente orgullosos navegando un mar de dudas que alimentan sin parar.

De verdad, ¿es tan costoso no ser claro? ¿es necesario mantener a la gente confundida? ¿es un estilo de vida fascinante este de enredar?

La vida sería mas fácil sin mentiras, si. ¿Querés que te conteste una mentira? No, simplemente décime lo que estas pensando, sintiendo o que tipo de motivación te mueve a ejecutar una acción o dejarla de hacer.

No voy a entrar a discutir la validez o no de una mentira por blanca que sea, simplemente las considero un error y parte del problema de la confusión.

Quiero entenderlos, quiero ayudarles, ser su apoyo pero si no son capaces de contestar a la pregunta ¿qué te hace falta? ¿qué necesitas? ¿Qué quieres? pues se dificulta, se hace imposible.

No es tan complicado enfrentar a la claridad  con la verdad. Es un poder que nos dieron como humanos, es una capacidad de entender y ser entendidos, es el lenguaje, es lo que nos separa de los simios, es lo que nos permite relacionarnos… entonces, ¿qué vamos hacer?

“A palabras necias, oídos sordos” nos enseñan de pequeños, como también nos dicen que “no preguntes lo que no quieres saber”.

Clave, si la respuesta no va ser la esperada…pues mejor no preguntes nada. Pero, ojo, si los supuestos te están devorando, créeme, es mejor morir con la verdad en la cara que consumida en tus propias malas ideas.

Así pues, no le demos a los demás angustias o agonías innecesarias. Contestemos lo que nos preguntan, sinceramente y con respeto, la verdad, por dura que sea no debe ser grosera.

Y, adicional, aprendamos a preguntar exigiendo respuesta. Aprendamos a preguntar de forma correcta: preciso, con detalle, al grano y sin sesgar.

Si no querés hacerlo, fácil…no lo hagás pero siempre entrega la razón del por qué no lo hacés. Nadie puede leer tu mente.

Si preferís que las relaciones no se vayan por un camino diferente al de la amistad, fácil, explícalo desde el inicio. Saber a que atenerse es lo mejor, así te ahorraras discusiones, malos entendidos y sobretodo, malos ratos.

“Si no te gusta, pues no te lo comás” pero genera orientación del por qué del rechazo, en su vida futura puede serle útil para, cuando decida intentarlo de nuevo, lo haga mejor.

La verdad a veces no es bienvenida, no porque sea mala sino porque la gente, la mayoría, no está preparada para recibirla. No hay que ignorarla o disfrazarla, hay que entregarla completamente pero con suavidad (ojo, sin sentir pena o lastima).

Al final no te medirán por la cantidad de amigos que tienes, sino por la calidad de la relación que tienes con ellos.

Al final no te evaluaran por la cantidad de errores que cometiste sino por como los corregiste aprendiendo una lección en cada uno.

Al final no te van a juzgar por lo que hiciste, sino por lo que dejaste de hacer también.

Dar la cara es fácil, entregar respuestas es aun más sencillo y si te las están pidiendo, con mayor razón hay que hacerlo.

Es cierto, la verdad no es para todos pero hay verdades para cada uno y si no la entregas harás que alguien muera en supuestos.

“Más claro no canta un gallo”.

 

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s